Dejar que el amor nos penetre

El sexo es un idioma que inventamos junto a otra persona para que el lenguaje de nuestros cuerpos y nuestras almas se compenetren y entiendan mejor.

Es nuestra forma de expresar nuestros sentimientos más profundos, es por eso que deberíamos dejar que el amor nos penetre.

13108644_568203596674604_2061957270_n(1)

El sexo consciente es una forma de vida… y la vida es muerte. En él experimentamos la vida y la muerte, quizás ese sea el motivo por el que le tememos a la intimidad.

Es una forma de morir a uno mismo y entregarse al otro. Es desaparecer en el cuerpo del otro, fundirse con ese otro yo.

Sigue leyendo

Anuncios

Nuevas perspectivas

Cuando vemos las cosas desde otra perspectiva, todo cambia.

523528_10151071292566082_911841973_n

Y de eso se trata la vida, de aprender a observarla desde un punto de vista más agudo, más consciente.

Sigue leyendo

Días perros

Hoy las nubes tienen la misma forma con la que me miras, me dicen todo lo que tú no te atreves a decir.

12784033_773737346090852_1567260579_n

Su color translucido me recuerda a nuestro amor transparente.

Sigue leyendo

Lluvia de arena

246883c8a3b607c835fa2dab4cebbaa8

Una tarde de sol, caminando por la playa, me encontré a mí misma.

Cuando ya no me buscaba, aparecí; tan clara y luminosa como la luna llena; furtiva como una loba solitaria entre la espesura del bosque, que, por fin, halló su madriguera.

Caí de rodillas, desnuda, mirando al cielo, con los brazos abiertos; gracias al viento, podía sentir como la arena se precipitaba como torrente sobre mis pechos y mi vientre.

Me dejé acariciar por la lluvia de arena, tan infinita como un instante, para llenarme de vida, volverme mar y reinventarme en la marea.

Corazón rutinario

Dicen que la rutina mata al amor, pero el verdadero amor mata a la rutina.

No es la rutina la que mata el amor, sino la falta de amor la que hace rutinaria la convivencia.

La rutina es una consecuencia de lo que se vive sin apasionamiento; los que aman viven apasionadamente lo repetido y acostumbrado.

"Luego, ella empezó a respirar, y a vivir, y cada momento la llevaba hacia un lugar donde despedirse era difícil de conseguir. Ella estaba enamorada, pero no de alguien o de algo, estaba enamorada de su vida. Y por primera vez, en mucho tiempo, todo la inspiraba." R. M. Drake

“Luego, ella empezó a respirar, y a vivir, y cada momento la llevaba hacia un lugar donde despedirse era difícil de conseguir. Ella estaba enamorada, pero no de alguien o de algo, estaba enamorada de su vida. Y por primera vez, en mucho tiempo, todo la inspiraba.” R. M. Drake

Sigue leyendo