Dejar que el amor nos penetre

El sexo es un idioma que inventamos junto a otra persona para que el lenguaje de nuestros cuerpos y nuestras almas se compenetren y entiendan mejor.

Es nuestra forma de expresar nuestros sentimientos más profundos, es por eso que deberíamos dejar que el amor nos penetre.

13108644_568203596674604_2061957270_n(1)

El sexo consciente es una forma de vida… y la vida es muerte. En él experimentamos la vida y la muerte, quizás ese sea el motivo por el que le tememos a la intimidad.

Es una forma de morir a uno mismo y entregarse al otro. Es desaparecer en el cuerpo del otro, fundirse con ese otro yo.

Sigue leyendo

Días perros

Hoy las nubes tienen la misma forma con la que me miras, me dicen todo lo que tú no te atreves a decir.

12784033_773737346090852_1567260579_n

Su color translucido me recuerda a nuestro amor transparente.

Sigue leyendo

Lluvia de arena

246883c8a3b607c835fa2dab4cebbaa8

Una tarde de sol, caminando por la playa, me encontré a mí misma.

Cuando ya no me buscaba, aparecí; tan clara y luminosa como la luna llena; furtiva como una loba solitaria entre la espesura del bosque, que, por fin, halló su madriguera.

Caí de rodillas, desnuda, mirando al cielo, con los brazos abiertos; gracias al viento, podía sentir como la arena se precipitaba como torrente sobre mis pechos y mi vientre.

Me dejé acariciar por la lluvia de arena, tan infinita como un instante, para llenarme de vida, volverme mar y reinventarme en la marea.

Corazón rutinario

Dicen que la rutina mata al amor, pero el verdadero amor mata a la rutina.

No es la rutina la que mata el amor, sino la falta de amor la que hace rutinaria la convivencia.

La rutina es una consecuencia de lo que se vive sin apasionamiento; los que aman viven apasionadamente lo repetido y acostumbrado.

"Luego, ella empezó a respirar, y a vivir, y cada momento la llevaba hacia un lugar donde despedirse era difícil de conseguir. Ella estaba enamorada, pero no de alguien o de algo, estaba enamorada de su vida. Y por primera vez, en mucho tiempo, todo la inspiraba." R. M. Drake

“Luego, ella empezó a respirar, y a vivir, y cada momento la llevaba hacia un lugar donde despedirse era difícil de conseguir. Ella estaba enamorada, pero no de alguien o de algo, estaba enamorada de su vida. Y por primera vez, en mucho tiempo, todo la inspiraba.” R. M. Drake

Sigue leyendo

Enfrentarnos a la verdad nos hace sentir… ¡Humanos!

A los tres años me desgarré la vagina.

1957985_511303002311676_1153548912_n

A los cinco un compañerito del jardín me tiraba en el piso, se ponía arriba mío, no me dejaba moverme y me daba besos mientras yo luchaba para sacármelo de encima.

1620973_511303052311671_863586571_n

No recuerdo la edad, pero entre seis a ocho años, un día jugando con una amiga vino un hombre grande, se bajó los pantalones y nos mostró su miembro, y salió corriendo cuando nosotras llamamos a nuestros papás.

1920505_511303032311673_98017216_n

A los nueve años, un día jugando a la rayuela en el recreo, un nene más chico que yo, me tocó la cola al grito de ¡Qué cañoncito! Fui a hablar con mi maestra, con su maestra, con la directora y lo hice firmar el libro de disciplina. Cuando le conté a mi mamá lo sucedido, me dijo querés que vaya a hablar con la maestra, le comenté todo lo que había hecho, le agarró risa y me dijo: “Con vos no se va a meter nadie”.

1978905_511302998978343_643395610_n

Ya con más de veinte, sufrí dos persecuciones de más de 15 calles de dos hombres, que uno casi me agarra. Y no era para robarme justamente. Estaba casi a punto de alcanzarme y agarrarme el hombro cuando, no sé que pasó, pude salir impulsada hacia adelante, alejarme lo suficiente como para llamar a mi mamá con el móvil. Una vez que salió a la puerta ya me quedé más tranquila.

10006511_511308198977823_763351016_n

Con más de 20, fuimos a una fiesta con amigas en donde varios chicos nos metieron mano por todo el cuerpo. Les proporcionamos pisotones, patadas, codazos, hasta deshacernos de ellos.

10006318_511303068978336_2130290337_n

Con 23, viví con mi novio en España, cuando lo dejé no se quería ir de mi casa. Casi me pega y me lo hacia pasar mal por las noches. Hasta que un día me cansé de estar psicológicamente arruinada y le dije o te buscás algo vos o te lo busco yo pero acá no te quiero más. Me contestó que había venido por mí y que se quedaba conmigo. Entonces le respondí: “¿Te apunté con una pistola para que vinieras? Elegiste venir, hacete cargo de tus malas decisiones. A los días se fue de casa.

1653509_511303028978340_1881249217_n

Es incómodo que te traten como un objeto. Te deshumaniza.

1604409_511303005645009_1767157521_n

Sigue leyendo

Tu vida a mi lado

Carta para el hombre que quiera acompañarme

Primero debería serte sincera y decirte que no necesito nada de vos; si decidí estar a tu lado es porque simplemente veo algo en vos que me hace querer profundizar en tu ser y tu presencia me hace feliz.

También me gustaría que entiendas que no hace falta que hagas nada para hacerme feliz. Todo lo que hagas lo tenés que hacer por vos y porque querés hacerlo. Yo me voy a sentir feliz por el solo hecho de que quieras estar conmigo.

Es importante que sepas que tampoco espero nada, que no quiero que actués de ninguna forma para tratar de gustarme, con que seas vos mismo me alcanza. Lo que si, te pido por favor, que te acerques a mí porque realmente querés estar conmigo, para respetarme, cuidarme y quererme.

1488090_615270141862247_653010760_n

No me gustaría para nada y me sentaría fatal que estuvieras conmigo porque estás aburrido, porque tenés miedo a la soledad, porque no tenés nada mejor que hacer, etc. Eso a la larga saldría a la luz y me marchitaría como una flor.

Yo solo voy a dejar que te acerques a mí porque quiero compartir mi vida con vos. No te voy a prometer cosas que no sé si voy a poder cumplir y tampoco quiero que me prometas nada. Quiero que disfrutemos y que contruyamos buenos momentos, los disfrutemos con todo nuestro ser, y si mañana tenemos ganas de seguir haciéndolo mucho mejor.

No quiero que me digas que me vas a amar por siempre, con que me digas que hoy me querés y me lo demuestres ya va a ser suficiente; eso va a permitir que todo se desenvuelva de una manera simple y pueda ir creciendo momento a momento.

Sigue leyendo

Mi propio Dios en la Tierra

Mis padres me bautizaron, pero cuando mi mamá me mandó a catequesis le dije que eso me aburría y que no quería ir más. Mi mamá, por suerte lo entendió de buena gana y no fui más.

No creo en la religión, pero intento vivir de manera religiosa siendo fiel a mí misma. Esto implica hacerme responsable de lo que digo, hago y siento. Pero si creo en que puede existir ESO que nos da la posibilidad de elegir cómo vivir en la Tierra. Nosotros somos los creadores de nuestra vida y podemos vivirla como queramos.

Oh Dios- Pintura Persa- Farshchian.preview
A veces me pongo a pensar en lo mucho que nos alejaron de nuestra verdadera naturaleza. Viendo como funciona el mundo natural, los animales, las plantas, los planetas, etc., se podría decir que es un lugar de un equilibrio perfecto. Y cuando miro cómo funciona la sociedad veo caos total. Lo hecho por el hombre generalmente está corrupto, mientras que lo natural sigue su ritmo armónico.

Sigue leyendo