Hay que buscarse un amante

Muchas personas tienen un amante y otras quisieran tenerlo. Y también están las que no lo tienen, o las que lo tenían y lo perdieron. Y son generalmente estas dos últimas, las que vienen a mi consultorio para decirme que están tristes o que tienen distintos síntomas como insomnio, falta de voluntad, pesimismo, crisis de llanto o los mas diversos dolores.

Me cuentan que sus vidas transcurren de manera monótona y sin expectativas, que trabajan nada mas que para subsistir y que no saben en que ocupar su tiempo libre. En fin, palabras más, palabras menos, están verdaderamente desesperanzadas.

945376_513143822074880_2129581951_n

Antes de contarme esto ya habían visitado otros consultorios en los que recibieron la condolencia de un diagnostico seguro: “Depresión” y la infaltable receta del antidepresivo de turno.

Entonces, después de que las escucho atentamente, les digo que no necesitan un antidepresivo; que lo que realmente necesitan, ES UN AMANTE!

Sigue leyendo

Anuncios

La importancia de la narrativa

La narrativa de tu propia vida y su relación con tu salud mental

¿Por qué será que nos gusta tanto contar y oír historias? ¿Por qué será que las historias nos atrapan, nos conmueven, nos interpelan…? Supongo que será porque nosotros estamos conformados por historias. Seguramente sea porque somos seres temporales con el deseo de ser inmortales en nuestro interior.

No hace mucho tiempo que la psicología descubrió la importancia que tiene la narración para nuestra propia identidad, nuestra salud mental y para nuestra correcta adaptación al mundo y a los demás.

Nuestra mente funciona prestando más atención a las verdades narrativas que a las verdades históricas. La salud mental parece estar estrechamente relacionada con nuestra capacidad para crearnos historias narrativas apropiadas para nuestra propia vida, necesitando de un proceso diario para observar los patrones de las historias que nos contamos a nosotros mismos, más allá de su contenido superficial.

De esta manera seremos capaces de experimentar cambios en la manera que observamos el mundo, comenzando a editar nuestra historia, lo que nos va a permitir eliminar o disminuir nuestros bloqueos internos.