El verdadero erotismo no conoce de límites

Hay que rendirse ante el flujo primordial de la naturaleza para liberar al erotismo de la lógica del mercado y de los esterilizantes de la razón.

El objetico principal del amor es la ingestión de la Galaxia. Una conspiración para la transmutación. El mismo implica una sexualidad no ordinaria. El mundo anglosajón post-Protestante canaliza toda su sensualidad reprimida hacia la publicidad, dando vida a mojigatos histéricos o clones promiscuos.

db51e0e13f3fc61bf1a184d80af67eca_L

Hay que quitarle al erotismo los engranajes del capitalismo y tener relaciones eróticas no sólo entre hombres y mujeres (y hombres y hombres y mujeres y mujeres y todas las variaciones), sino también con árboles, flores, animales, montañas, estrellas y galaxias. El amor, si es, está en todas partes.

Si queremos experimentar la infinita energía del amor sexual, la divinidad salvaje de nuestros cuerpos en éxtasis, debemos liberarnos de la economía del amor. Para ello, el amor no debe ser escaso. Mientras que en el cosmos salvaje abundan los amantes, la cultura de la comodidad nos ha robado esto. Por lo que nos queda aprender a amarnos, descubrirnos a nosotros mismos como una fuente de placer tal que nos enamoremos de nosotros mismos.

Sigue leyendo

Anuncios

Osho: Un místico con conciencia

El mensaje de Osho, místico contemporáneo, no es una doctrina, ni una filosofía. Su mensaje es una cierta alquimia, una ciencia de la transformación.

Sus enseñanzas no admiten categorización; abarcan toda una gama de asuntos, desde la búsqueda individual del sentido hasta los temas sociales y políticos más urgentes que enfrenta la sociedad de hoy.

A Osho se le conoce también por su revolucionaria contribución a la ciencia de la transformación interior, con un enfoque de la meditación que reconoce el ritmo acelerado de la vida contemporánea. Sus originales “Meditaciones Activas OSHO” están diseñadas para liberar las tensiones acumuladas en el cuerpo y la mente y así facilitar la experiencia de un estado meditativo relajado y libre de pensamientos.

Sigue leyendo

¿Alguna vez has amado a alguien sin poner condiciones?

El cariño es algo hermoso, pero cuando ese cariño compor­ta alguna idea, entonces es interesado. Es un trato, tiene sus con­diciones. Y todo nuestro amor es interesado; de ahí la infelicidad que hay en el mundo, el infierno en el que se vive. No es que no haya cariño, hay cariño, pero muy interesado. La madre cuida, el padre cuida, el marido cuida, la mujer cuida, el hermano, la her­mana… todo el mundo cuida. La gente cuida demasiado y sin em­bargo el mundo es un infierno. Aquí debe de haber un error, algo está fundamentalmente equivocado.

jaula

¿Cuál es ese error fundamental? ¿Dónde fallan las cosas? El cariño tiene condiciones, “¡Haz esto! ¡Sé aquello!”. ¿Alguna vez has amado a alguien sin poner condiciones? ¿Alguna vez has amado a alguien tal como es, sin querer mejorar a la persona, sin querer cambiarla; aceptándola absolutamente, totalmente? Entonces sabes qué es el cariño. A través de ese cariño te sentirás sa­tisfecho y ayudarás inmensamente al otro.

Sigue leyendo