Seguir adelante

Nuestra soledad produce la misma embriaguez que nuestro amor.

Cada vez que estamos juntos, creamos un nuevo mundo.

13181500_172708326458178_1674321789_n(1)
Cada vez que nos alejamos, construimos nuevas vidas funcionando como semáforos el uno para el otro.

Aunque lo transitemos de distinta manera, formamos parte del mismo camino.

Sigue leyendo

Anuncios

Amor de almas

La vida es rara. Somos raros. Y nuestras rarezas nos hacen libres.

12645105_787425668029506_4917627710915491826_n

Me enseñaste que para ser feliz hay que renunciar a lo que se quiere para valorar lo que se tiene.

Tus ojos me hicieron ver que lo único que tengo es a mí misma. Y es a mí a lo único que tengo que valorar.

Sigue leyendo

Con los cincos sentidos

Tener un cuerpo desnudo enfrente dispara todos los sentidos.

El olor que emana por los poros, la suavidad de la piel al tacto, la belleza y la armonía que entra por los ojos, el sonido de los acelerados latidos del corazón y de los gemidos, y el sabor que se desprende del sudor y de los diversos fluídos no se puede comparar con nada.

frase-el-mundo-es-como-aparece-ante-mis-cinco-sentidos-y-ante-los-tuyos-que-son-las-orillas-de-los-mios-miguel-hernandez-151037

Todos estos sentidos ayudan a desarrollar una mejor comunicación, confianza y conocimiento, además (si se utilizan correctamente) de aumentar el placer y la tensión en el otro.

Nuestros sentidos terminan donde comienzan los del otro.

Sigue leyendo

*Miss X*

485475_331588520303804_830339479_n

Miss X, sí, la menuda Miss Equis,
llegó, por fin, a mi esperanza:
alrededor de sus ojos,
breve, infinita, sin saber nada.

Es ágil y limpia como el viento
tierno de la madrugada,
alegre y suave y honda
como la yerba bajo el agua.

Se pone triste a veces
con esa tristeza mural que en su cara
hace ídolos rápidos
y dibuja preocupados fantasmas.

Sigue leyendo

Lo distante pide a gritos quedarse….

Una mujer mirando al mar

Es como ver a través de los ojos de alguien su alma mucho antes de que él o ella misma lo haya descubierto. O como si de repente quisieras atrapar esos instantes que rápidamente se materializarán. Es como sentir un poco más de la cuenta y saber que eso no cuenta. Son relojes que no están en la misma hora, que van a destiempo.

Y entonces vas comprendiendo que es tan necesario aprender a conservar lo que llega a nuestra vida como dejar correr el agua que escapa a través de nuestras manos. Lo distante permanece lejano, y lo lejano no nos pertenece, sino que siempre nos es ajeno. Lo distante pide a gritos quedarse, pero nada podemos hacer mientras permanezca observando desde la orilla por no atreverse a navegar nuestro mar. 

Y mientras tanto el desafío será no dejar de ser mar…..

Imagen

 

 

 

Ver la entrada original