Nunca más fui la misma

Tengo que confesar que no soy de esas mujeres enamoradizas. Más bien, todo lo contrario. Son pocos los hombres que llaman mi atención. Entonces me surgieron dos preguntas: ¿Cómo y cuándo sé que estoy enamorada?

11021144_10152561173376082_2986262965655879933_n

Intentando dar con la respuesta, tratando de encontrar ciertos momentos que me indicaran algo, recordé un momento puntual, en dos ocasiones y tiempos diferentes. Una estando en una relación, la otra, en una de esas veces que la vida te pone ante situaciones que no pueden ser nombradas.

Sigue leyendo

Anuncios

La soledad que sana

Para la mayoría de la gente la palabra soledad es sinónimo de fracaso. La vida no es otra cosa que un entramado de relaciones. Las relaciones existen queramos o no, entonces ¿por qué nos obsesionamos tanto con algo que existe independientemente de nosotros?

11698701_10152817275216082_4899990272625587878_n

Una relación da igual si no sabemos cómo relacionarnos. Hay personas que salen de una relación y se meten en otra o buscan algún cuerpo para llenar un vacío que creen que el otro les dejó.

Sigue leyendo

Silencio en la cabina

Tengo el teléfono en la mano
Me gustaría que sonara
que fueras tú quien hablara
quebrando el silencio cotidiano.

304955_10150281536881082_275208583_n

Imagino todas las cosas que podríamos decir
es todo tan raro, podría predecir
que el destino no se saldrá del camino señalado
hasta que no estemos juntos, del mismo lado.

Sigue leyendo

Esta boca es mía

A veces cuenta secretos
otras grita en silencio
También desvela misterios
cuando se refleja en tu mirada.

lusciouscumkitten

Foto: lusciouscumkitten

Es capaz de suspirar
cada vez que siente deseo,
de gemir y de jadear
cuando el éxtasis la lleva al cielo.

Sigue leyendo

Ser da miedo: Para ser mujer hay que ser un poco cabrona

Ser uno mismo da tanto miedo como dejar de ser. Pero para llegar a lo primero hay que pasar por lo segundo.

Muchas veces creemos cosas que no son y las tomamos como verdaderas. Voy a dar un ejemplo:

Cuando empezamos a salir con mi ex novio, tuvimos un par de citas antes de terminar en la cama, y al tiempo de haber consumado el acto me dijo: “Pensé que ibas a ser aburrida en la cama”.

547836_10202778545774209_1816777525_n

Lo miré y le dije: ¿Se puede saber por qué? Imagino que es porque no me emborracho, ni fumo, ni me drogo, porque no voy de cama en cama, ¿si no sos así no podés ser buena en la cama, no? ¿Te das cuenta que no todo lo que ves y pensás es como parece? Lo pensó mejor y me preguntó ¿entonces vos te aburrís conmigo? Estás empezando a entenderme, le dije.

La cuestión es que casi toda la sociedad piensa como él. Si no estás en exposición o la venta, no hablás de tus hazañas sexuales, no bebés en exceso, no te drogás en exceso, no tenés adicciones, sos tildada de aburrida y de carecer de habilidades sexuales.

La dulzura, la honestidad, la espontaneidad, hacer sentir bien a otro y tantos otros valores, ya no garpan (no valen para nada). Las mujeres por intentar tener las mismas “libertades” que los hombres y por tener a alguien al lado a cualquier precio perdimos absolutamente nuestro lugar. Sigue leyendo

Leer ficción nos permite comprender mejor las emociones de otra persona

Entrar en la mente del otro: Leer ficción incrementa empatía

Estudio de la New School for Social Research de Nueva York muestra que leer novelas incrementa y fortalece la empatía y la inteligencia emocional, permitiéndonos comprender mejor a otras personas, especialmente cuando se lee a grandes autores que exploraron los abismos de la naturales humana. ¿Es la ficción la mejor forma de conocer la otredad y compartir estados mentales? Telepatía literaria y transformación de la psique colectiva a través de la metaficción.

Los grandes escritores y escritoras parecen entender con asombrosa y a veces dolorosa claridad las contradicciones más íntimas de la naturaleza humana. No son pocas las obras y los autores que nos descubren y nos detallan situaciones que en ocasiones creemos casi inexplicables, aun y sobre todo más cuando nos suceden a nosotros mismos: los celos, el desengaño amoroso, la felicidad improbable, la pasión desenfrenada, el miedo a vivir, etc. Lo interesante es que entender o tratar de entender estas circunstancias da como resultado un mejor conocimiento de nosotros mismos pero también de los otros. Si entendemos nuestro miedo es posible que seamos más compasivos con el miedo de los demás.

Días atrás la prestigiosa revista académica Science publicó los resultados de un estudio en el que investigadores de la New School for Social Research de Nueva York se preguntaron por el efecto que la lectura de ficción tiene sobre aptitudes como la empatía, la percepción del entorno social y la llamada “inteligencia emocional”.

Sigue leyendo

Lo que quiero…

El otro día hablando con una amiga le dije: “No sé si a vos te habrá pasado lo mismo, pero siempre que estuve con alguien me chuparon la energía”.

Si, los hombres que tuve al lado me dejaron sin energía. Sin ganas de nada. Y no tengo ni idea por qué. Pienso que puede deberse a que no eramos compatibles, a que me tenía que esforzar por ser de una manera que no era.

ImagenMuchas veces me doy cuenta que no pido demasiado, con que intenten hacer las cosas bien y no me molesten es suficiente. Disfrutaría mucho de estar con alguien que no me obligue a pensar lo que tengo que decir o hacer, que no se esfuerce en gustarme, que no trate de encajar conmigo. Simplemente que sea él y eso me va a dar la libertad a mí de poder ser yo.

Sigue leyendo