Sol lunar

Una noche en la que caminaba
volviendo a casa
me encontré sin querer con tu mirada
que siempre ilumina mi camino.

soluna_by_blakmy-d8vexzh

Dimos un breve paseo
que nos llevó directo hasta la luna,
una luna llena que permitió
la magia de un reencuentro.

Sigue leyendo

Anuncios

Lluvia de arena

246883c8a3b607c835fa2dab4cebbaa8

Una tarde de sol, caminando por la playa, me encontré a mí misma.

Cuando ya no me buscaba, aparecí; tan clara y luminosa como la luna llena; furtiva como una loba solitaria entre la espesura del bosque, que, por fin, halló su madriguera.

Caí de rodillas, desnuda, mirando al cielo, con los brazos abiertos; gracias al viento, podía sentir como la arena se precipitaba como torrente sobre mis pechos y mi vientre.

Me dejé acariciar por la lluvia de arena, tan infinita como un instante, para llenarme de vida, volverme mar y reinventarme en la marea.

Alunadas: Mujeres que conversan con la luna (Lo que las mujeres deberíamos decir y no decimos)

El otro día leí que el ciclo de menstruación femenino está relacionado con los ciclos de la luna. Y pensé entre los días de luna llena que no duermo, más los días de luna, vivo alunada.

¡Qué agotador es ser mujer! Y más cuando estás ovulando y menstruando todo el tiempo. Mi período viene cada 21 días, estoy 2 veces al mes con la regla. Parece que lo único que vine hacer es prepararme para un proceso que todavía veo muy lejano de concretarse. Aunque creo que vine a conectarme conmigo misma, a enraizarme con la tierra, a ser una con todo.

Imagen

La semana antes que me venga me vuelvo negativa, destructiva, es tal la creatividad que la energía se convierte en algo imposible de controlar si no podés volcarla en algo. Me gustaría poder desmembrarme, sacarme las piernas, la cabeza, etc.

En cambio una vez que ya tengo la regla me siento como un astronauta, gravito. Me vuelvo lenta, la cabeza me va a otro ritmo. Estoy más torpe, presto menos atención, estoy más en la luna.

Sigue leyendo