Con los cincos sentidos

Tener un cuerpo desnudo enfrente dispara todos los sentidos.

El olor que emana por los poros, la suavidad de la piel al tacto, la belleza y la armonía que entra por los ojos, el sonido de los acelerados latidos del corazón y de los gemidos, y el sabor que se desprende del sudor y de los diversos fluídos no se puede comparar con nada.

frase-el-mundo-es-como-aparece-ante-mis-cinco-sentidos-y-ante-los-tuyos-que-son-las-orillas-de-los-mios-miguel-hernandez-151037

Todos estos sentidos ayudan a desarrollar una mejor comunicación, confianza y conocimiento, además (si se utilizan correctamente) de aumentar el placer y la tensión en el otro.

Nuestros sentidos terminan donde comienzan los del otro.

Sigue leyendo

Anuncios

Jugando con los dedos

-No, esta vez mando yo, dijo ella presumida.

Ya desnudo, lo acostó en la cama, le vendó los ojos, prendió incienso y empezó a sonar una sensual música.

Se acercó a él lentamente, suavamente le acarició la cabeza, luego la cara, le pasó la lengua por el cuello y fue bajando de a poquito hasta su pecho. Allí se quedó un largo rato jugando con sus pezones y mordisqueándolos, mientras con las manos le acariciaba el pectoral.

Imagen

Siguió deslizando sus manos por las caderas y el muslo, mientras él intentaba tocarla, pero ella no lo dejaba. Pasó su lengua por el ombligo y su vientre. Continúo bajando acariciando sus ingles, lamiéndole las piernas, y para terminar le ofreció un masaje en los pies.

Sigue leyendo