Encuentros de autoconocimiento e investigación de mujeres

Encontrarte – Encuentros de autoconocimiento e investigación de mujeres

El Arte del encuentro con la energía femenina

EncontrArte

“Reescribe la historia de tu vida”: Taller de comunicación consciente, expresión creativa, intuición emocional y sensibilidad energética.

El propósito de estos encuentros es comenzar a reconocernos como mujeres valiosas, capaces de trascender nuestros miedos, fortaleciendo la expresión de nuestro potencial creativo y de nuestra sensibilidad, aceptándonos incondicionalmente.

Compartiendo nuestras experiencias vitales, nuestras dudas, miedos, asuntos cotidianos y problemáticas diarias, vamos a realizar un viaje por nuestra historia personal para no heredarles a nuestros hijos traumas no resueltos, transformando nuestra vida en una experiencia plena y consciente.

Sigue leyendo

Anuncios

La fisiología de las emociones: ¿la razón y el pensamiento encuentran expresión en otros órganos más allá del cerebro?

Corazón o Cerebro: ¿Dónde se encuentra el amor?

El corazón tiene cerebro. No es una metáfora.

Se descubrió que el corazón contiene un sistema nervioso independiente y bien desarrollado con más de 40.000 neuronas y una compleja y tupida red de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo.

El corazón es inteligente, ya que gracias a estos circuitos tan elaborados parece que puede tomar decisiones y pasar a la acción independientemente del cerebro; y también puede aprender, recordar e incluso percibir. Existen cuatro tipos de conexiones que parten del corazón y van hacia el cerebro de la cabeza.

La primera conexión es la comunicación neurológica, mediante la transmisión de impulsos nerviosos. El corazón envía más información al cerebro de la que recibe, es el único órgano del cuerpo con esa propiedad, y puede inhibir o activar determinadas partes del cerebro según las circunstancias.

El corazón puede influir nuestra manera de pensar y nuestra percepción de la realidad y por tanto en nuestras reacciones.

La segunda conexión es la información bioquímica, mediante hormonas y neurotransmisores. Es el corazón el que asegura el equilibrio general del cuerpo a través de la  hormona ANF: la homeostasis. Uno de sus efectos es inhibir la producción de la hormona del estrés y producir y liberar oxitocina, conocida como la hormona del amor.

La tercera conexión es la comunicación biofísica, mediante ondas de presión. El corazón envía mensajes al cerebro y al resto del cuerpo a través del ritmo cardiaco y sus variaciones.

Por último, la cuarta conexión es la comunicación energética, mediante el campo electromagnético. Este es el más potente de todos los órganos del cuerpo, 5.000 veces más intenso que el cerebro, pudiendo variar en función del estado emocional. El mismo se vuelve caótico cuando tenemos miedo, frustración o estrés.

Sigue leyendo