Detrás de la puerta

Un día apareciste sin que te buscara y tu mirada me devolvió a la vida. Dejé atrás las películas y los rollos mentales que me acechaban en ese momento para volver a mí. Me salvaste.

12143188_1036873026344175_4023413310861577823_n

Te convertiste en mi sombra. Te encontraba en los lugares más inesperados. Te miraba con los ojos y te veía con el corazón. Vos tenías ojos para tus dramas emocionales y me veías a través de los vidrios empañados de tu confusión. Quizás sólo puedas verme con claridad en tus fantasías, porque ahí estás a salvo de la realidad.

Te abrí las puertas de mi corazón de par en par; te asomaste, viste lo que había, como era, te sentiste a gusto, pero decidiste cerrarla y quedarte en la puerta. Aún teniendo el picaporte en la mano para abrirla, nunca te atreviste a pasar del umbral.

Sigue leyendo

Anuncios

A la soledad la llevo en mi nombre

Sí, me llamo Viviana Soledad; desde chica no me quedó otra que llevarme bien con mi nombre, tuve que aceptarlo.

Ahora que lo pienso, mi nombre tiene cierto equilibrio. Viviana significa pequeña vivaz y Soledad “Aquella que esta sola” o “Aquella que es única”, la que ama tener momentos a solas. Para aprender a vivir, se necesita tiempo con uno mismo.

67634_578303208875003_1981143184_n

Mi mamá, quién me dio la vida, eligió Viviana, mi papá que me ayudó a aceptar y comprender, eligió Soledad. La soledad no excluye la vida, al contrario, llegamos a comprender la vida a través de ella.

¿Qué es la soledad? ¿Quién es solitario? Aquel que ya no necesita ser necesitado, aquel que no busca su significado en el otro, en las respuestas de los demás. ¡No! Aquel al que si le das tu amor, te lo agradecerá pero si no se lo das seguirá siendo tan bueno como siempre.

Sigue leyendo