Donde somos hogar

No hay mejor manera de sentir que a través de la piel, por eso hay abrazos que nos hacen sentir como en casa y logran detener el tiempo.

argentina pensamiento del día

Abrazos largos que invitan a cerrar los ojos y a esbozar una sonrisa. Pieles que huelen a hogar, a cariño. Besos que saben a fuego y a azúcar.

Sigue leyendo

Anuncios

Nuestro verdadero hogar

No fue más misterioso caminar el misterioso mundo ni buscar en el arte la bendita semejanza con el Creador ni trajinar los laberintos de la mente en busca de respuestas a las preguntas del corazón. No fue más misterioso descubrirme en los otros ni perder, mágicamente el camino de regreso a la que, misteriosamente, era mi casa. No fueron más misteriosos esos misteriosos asuntos que coincidir contigo en este punto del planeta para alimentar al amor, misteriosa razón del universo.

Hands Holding Earth

Nacemos para encontrarnos (la vida es el arte del encuentro), encontrarnos para confirmar que la Humanidad es una sola familia y que habitamos un país llamado Tierra. Somos hijos del amor, por lo tanto nacemos para la felicidad (fuera de la felicidad son todos pretextos), y debemos ser felices también por nuestros hijos porque no hay nada como recordar padres felices. Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la Tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Además, el universo siempre está dispuesto a complacernos, por eso estamos rodeados de buenas noticias.

Sigue leyendo

Ser da miedo: Para ser mujer hay que ser un poco cabrona

Ser uno mismo da tanto miedo como dejar de ser. Pero para llegar a lo primero hay que pasar por lo segundo.

Muchas veces creemos cosas que no son y las tomamos como verdaderas. Voy a dar un ejemplo:

Cuando empezamos a salir con mi ex novio, tuvimos un par de citas antes de terminar en la cama, y al tiempo de haber consumado el acto me dijo: “Pensé que ibas a ser aburrida en la cama”.

547836_10202778545774209_1816777525_n

Lo miré y le dije: ¿Se puede saber por qué? Imagino que es porque no me emborracho, ni fumo, ni me drogo, porque no voy de cama en cama, ¿si no sos así no podés ser buena en la cama, no? ¿Te das cuenta que no todo lo que ves y pensás es como parece? Lo pensó mejor y me preguntó ¿entonces vos te aburrís conmigo? Estás empezando a entenderme, le dije.

La cuestión es que casi toda la sociedad piensa como él. Si no estás en exposición o la venta, no hablás de tus hazañas sexuales, no bebés en exceso, no te drogás en exceso, no tenés adicciones, sos tildada de aburrida y de carecer de habilidades sexuales.

La dulzura, la honestidad, la espontaneidad, hacer sentir bien a otro y tantos otros valores, ya no garpan (no valen para nada). Las mujeres por intentar tener las mismas “libertades” que los hombres y por tener a alguien al lado a cualquier precio perdimos absolutamente nuestro lugar. Sigue leyendo