Amor de almas

La vida es rara. Somos raros. Y nuestras rarezas nos hacen libres.

12645105_787425668029506_4917627710915491826_n

Me enseñaste que para ser feliz hay que renunciar a lo que se quiere para valorar lo que se tiene.

Tus ojos me hicieron ver que lo único que tengo es a mí misma. Y es a mí a lo único que tengo que valorar.

Sigue leyendo

Anuncios

Renacida en amor

Voy a explotar de amor o de dolor.

giphy

Cada vez que miro dentro de mi pecho, puedo ver como el vacío que me habita me mira de reojo. Siento que mi corazón va a estallar en mil pedazos.

Sigue leyendo

El fin del amor

Venimos al mundo siendo amorosos, puros, íntegros, pero a medida que crecemos nos dicen qué es el amor, cómo se debe amar, y con qué personas debemos estar.

12342771_10153099760266082_6162055801151996834_n

Por miedo a no ser amados, nos creamos un personaje a medida de las expectativas de los demás, quedando presos de nuestras heridas y expectativas propias.

Sigue leyendo

Camino al cielo

Para realizar un viaje interior es necesario quitarse poco a poco las capas que nos cubren, hasta llegar a un estado de máxima sensibilidad y vulnerabilidad.

12507101_10153155562876082_9051718876199181023_n

Para que nuestra esencia pueda fluir y expandirse, es imprescindible quedar cara a cara con nuestros miedos, heridas y sombras, dejando al corazón en carne viva.

Sigue leyendo

A la luz de la farola

En el cielo comienzan a aparecer los colores del atardecer, y en la ciudad empiezan a encenderse las luces de las farolas para iluminar nuestros caminos.

Son las encargadas de alumbrar con elegancia las calles y nuestros pasos. Son nuestras guías durante la noche, iluminan en la oscuridad.

12226994_10153049666356082_68934066019669486_n

Siempre que miro una farola, recuerdo que también tengo que iluminar de alguna manera mi camino.

Sigue leyendo

Loading… En proceso de maduración

Cada uno es el reflejo de lo que hace, lo que siente y de lo que provoca en los demás.

Una vez una amiga me dijo “Babu, vos tenés que empezar a hacerte cargo de lo que generás en los hombres”. La miré con cara de estupor, sólo atiné a decirle “pero si no hago nada” y me quedé pensando en lo que me dijo.

Creo que hace unos años empecé a entender lo que realmente me quiso decir. Capaz que nunca me hice cargo de lo que generé en el otro, hoy siento que ese fue mi gran error en mis contadas relaciones de pareja y en el resto de mis historias.

1381390_479325218831936_1299037186_n

“Sexualmente me enloqueces, sentimentalmente me enamoras”

Lo más probable es que no me hiciera cargo porque eso implica un compromiso que quizás en ese momento no podía tomar ni conmigo ni con el otro. Ser conciente de lo que uno es, hace y genera no es nada fácil, hay que hacer un largo proceso para darse cuenta qué es real y qué no. Hay que verse la cara con el verdadero yo.

Se ve que este proceso lo empecé a hacer una vez que falleció mi mamá. Ahí decidí empezar de cero. A limpiarme, a sanarme, a saber quién soy, etc. Fueron casi 3 años de ir hacia adentro, de descubrirme, de comprenderme, de aceptarme, de encontrarme conmigo misma.

Sigue leyendo