La sabiduría de elegir con el corazón

14606973_1169788526408885_6817078031874523136_n

Humano Cósmico Amarillo (Kin 52)

La energía del día nos invita a prestar atención a nuestras decisiones y a responsabilizarnos de ellas. Estamos aquí para ejercer el libre albedrío y trascender aquello que nos limita. Esta trascendencia nos va ayudar a que nuestras decisiones perduren, dejen huella, expandan y propaguen aquello que hayamos aprendido de ellas.

Hoy es un buen día para elegir lo que queremos de manera consciente, sabiendo que toda decisión tiene sus pros y sus contras. Saber elegir correctamente implica correrse de aquellas estructuras limitantes que nos indican lo que tenemos que hacer.

Sigue leyendo

Anuncios

Tu vida a mi lado

Carta para el hombre que quiera acompañarme

Primero debería serte sincera y decirte que no necesito nada de vos; si decidí estar a tu lado es porque simplemente veo algo en vos que me hace querer profundizar en tu ser y tu presencia me hace feliz.

También me gustaría que entiendas que no hace falta que hagas nada para hacerme feliz. Todo lo que hagas lo tenés que hacer por vos y porque querés hacerlo. Yo me voy a sentir feliz por el solo hecho de que quieras estar conmigo.

Es importante que sepas que tampoco espero nada, que no quiero que actués de ninguna forma para tratar de gustarme, con que seas vos mismo me alcanza. Lo que si, te pido por favor, que te acerques a mí porque realmente querés estar conmigo, para respetarme, cuidarme y quererme.

1488090_615270141862247_653010760_n

No me gustaría para nada y me sentaría fatal que estuvieras conmigo porque estás aburrido, porque tenés miedo a la soledad, porque no tenés nada mejor que hacer, etc. Eso a la larga saldría a la luz y me marchitaría como una flor.

Yo solo voy a dejar que te acerques a mí porque quiero compartir mi vida con vos. No te voy a prometer cosas que no sé si voy a poder cumplir y tampoco quiero que me prometas nada. Quiero que disfrutemos y que contruyamos buenos momentos, los disfrutemos con todo nuestro ser, y si mañana tenemos ganas de seguir haciéndolo mucho mejor.

No quiero que me digas que me vas a amar por siempre, con que me digas que hoy me querés y me lo demuestres ya va a ser suficiente; eso va a permitir que todo se desenvuelva de una manera simple y pueda ir creciendo momento a momento.

Sigue leyendo

Mi propio Dios en la Tierra

Mis padres me bautizaron, pero cuando mi mamá me mandó a catequesis le dije que eso me aburría y que no quería ir más. Mi mamá, por suerte lo entendió de buena gana y no fui más.

No creo en la religión, pero intento vivir de manera religiosa siendo fiel a mí misma. Esto implica hacerme responsable de lo que digo, hago y siento. Pero si creo en que puede existir ESO que nos da la posibilidad de elegir cómo vivir en la Tierra. Nosotros somos los creadores de nuestra vida y podemos vivirla como queramos.

Oh Dios- Pintura Persa- Farshchian.preview
A veces me pongo a pensar en lo mucho que nos alejaron de nuestra verdadera naturaleza. Viendo como funciona el mundo natural, los animales, las plantas, los planetas, etc., se podría decir que es un lugar de un equilibrio perfecto. Y cuando miro cómo funciona la sociedad veo caos total. Lo hecho por el hombre generalmente está corrupto, mientras que lo natural sigue su ritmo armónico.

Sigue leyendo

Loading… En proceso de maduración

Cada uno es el reflejo de lo que hace, lo que siente y de lo que provoca en los demás.

Una vez una amiga me dijo “Babu, vos tenés que empezar a hacerte cargo de lo que generás en los hombres”. La miré con cara de estupor, sólo atiné a decirle “pero si no hago nada” y me quedé pensando en lo que me dijo.

Creo que hace unos años empecé a entender lo que realmente me quiso decir. Capaz que nunca me hice cargo de lo que generé en el otro, hoy siento que ese fue mi gran error en mis contadas relaciones de pareja y en el resto de mis historias.

1381390_479325218831936_1299037186_n

“Sexualmente me enloqueces, sentimentalmente me enamoras”

Lo más probable es que no me hiciera cargo porque eso implica un compromiso que quizás en ese momento no podía tomar ni conmigo ni con el otro. Ser conciente de lo que uno es, hace y genera no es nada fácil, hay que hacer un largo proceso para darse cuenta qué es real y qué no. Hay que verse la cara con el verdadero yo.

Se ve que este proceso lo empecé a hacer una vez que falleció mi mamá. Ahí decidí empezar de cero. A limpiarme, a sanarme, a saber quién soy, etc. Fueron casi 3 años de ir hacia adentro, de descubrirme, de comprenderme, de aceptarme, de encontrarme conmigo misma.

Sigue leyendo