El monje equivocado

Para todos aquellos que amamos a los animales, en especial a los perros.

Una bellísima animación en la cual un monje es interrumpido por un perro; este disgustado por la desconcentración que le causa el animal le tira la pelota muy lejos. Ese día el monje va a descubrir el verdadero significado del compañerismo.

Los animales son sabios y siempre están dispuestos a compartir su tiempo con nosotros.

Hagamos lo mismo con ellos y brindémosles el tiempo necesario. Un animal al que se le presta atención es un animal bien educado y feliz.

Anuncios