Historia de la alimentación en dos minutos

La historia de la alimentación está estrechamente relacionada con la evolución del hombre. Para poder vivir, todos los seres vivos necesitan alimentarse. El ser humano fue cambiando sus hábitos alimentarios para adaptarse a las adversidades que el medio presentaba. El tipo de alimento que el hombre ingería para su sustento fue cambiando a través de los tiempos, porque estaba obligado a comer aquellos que estaban más cercanos y eran más fáciles de obtener con las pocas herramientas que poseía.

Esta gran capacidad de adaptación por parte del ser humano trae aparejado también la aparición de diferentes modos de alimentarse en las distintas sociedades. A su vez, esto logra que los hábitos alimentarios de una población no sean siempre los mismos sino variables según su entorno vital.

¡A digerir esta información!

Anuncios

La importancia de la narrativa

La narrativa de tu propia vida y su relación con tu salud mental

¿Por qué será que nos gusta tanto contar y oír historias? ¿Por qué será que las historias nos atrapan, nos conmueven, nos interpelan…? Supongo que será porque nosotros estamos conformados por historias. Seguramente sea porque somos seres temporales con el deseo de ser inmortales en nuestro interior.

No hace mucho tiempo que la psicología descubrió la importancia que tiene la narración para nuestra propia identidad, nuestra salud mental y para nuestra correcta adaptación al mundo y a los demás.

Nuestra mente funciona prestando más atención a las verdades narrativas que a las verdades históricas. La salud mental parece estar estrechamente relacionada con nuestra capacidad para crearnos historias narrativas apropiadas para nuestra propia vida, necesitando de un proceso diario para observar los patrones de las historias que nos contamos a nosotros mismos, más allá de su contenido superficial.

De esta manera seremos capaces de experimentar cambios en la manera que observamos el mundo, comenzando a editar nuestra historia, lo que nos va a permitir eliminar o disminuir nuestros bloqueos internos.