Luz y sombra

Un segundo antes de bañarme, soy luz y oscuridad.
Me asalta tu recuerdo por la espalda
miro hacia atrás, sabiendo que no vas a estar.
Ya sos parte de mí, te convertiste en mi sombra.

d8df34554dc954c03854f4c49131b5c1

Foto: passionchangeeverything

Cae el agua como lluvia sobre mi cuerpo
purificando mis pensamientos
que imaginan tus manos acariciando mi piel,
esa misma piel que te llevaste contigo.

Sigue leyendo

Anuncios

Esta boca es mía

A veces cuenta secretos
otras grita en silencio
También desvela misterios
cuando se refleja en tu mirada.

lusciouscumkitten

Foto: lusciouscumkitten

Es capaz de suspirar
cada vez que siente deseo,
de gemir y de jadear
cuando el éxtasis la lleva al cielo.

Sigue leyendo

El verdadero erotismo no conoce de límites

Hay que rendirse ante el flujo primordial de la naturaleza para liberar al erotismo de la lógica del mercado y de los esterilizantes de la razón.

El objetico principal del amor es la ingestión de la Galaxia. Una conspiración para la transmutación. El mismo implica una sexualidad no ordinaria. El mundo anglosajón post-Protestante canaliza toda su sensualidad reprimida hacia la publicidad, dando vida a mojigatos histéricos o clones promiscuos.

db51e0e13f3fc61bf1a184d80af67eca_L

Hay que quitarle al erotismo los engranajes del capitalismo y tener relaciones eróticas no sólo entre hombres y mujeres (y hombres y hombres y mujeres y mujeres y todas las variaciones), sino también con árboles, flores, animales, montañas, estrellas y galaxias. El amor, si es, está en todas partes.

Si queremos experimentar la infinita energía del amor sexual, la divinidad salvaje de nuestros cuerpos en éxtasis, debemos liberarnos de la economía del amor. Para ello, el amor no debe ser escaso. Mientras que en el cosmos salvaje abundan los amantes, la cultura de la comodidad nos ha robado esto. Por lo que nos queda aprender a amarnos, descubrirnos a nosotros mismos como una fuente de placer tal que nos enamoremos de nosotros mismos.

Sigue leyendo

Con los cincos sentidos

Tener un cuerpo desnudo enfrente dispara todos los sentidos.

El olor que emana por los poros, la suavidad de la piel al tacto, la belleza y la armonía que entra por los ojos, el sonido de los acelerados latidos del corazón y de los gemidos, y el sabor que se desprende del sudor y de los diversos fluídos no se puede comparar con nada.

frase-el-mundo-es-como-aparece-ante-mis-cinco-sentidos-y-ante-los-tuyos-que-son-las-orillas-de-los-mios-miguel-hernandez-151037

Todos estos sentidos ayudan a desarrollar una mejor comunicación, confianza y conocimiento, además (si se utilizan correctamente) de aumentar el placer y la tensión en el otro.

Nuestros sentidos terminan donde comienzan los del otro.

Sigue leyendo

Jugando con los dedos

-No, esta vez mando yo, dijo ella presumida.

Ya desnudo, lo acostó en la cama, le vendó los ojos, prendió incienso y empezó a sonar una sensual música.

Se acercó a él lentamente, suavamente le acarició la cabeza, luego la cara, le pasó la lengua por el cuello y fue bajando de a poquito hasta su pecho. Allí se quedó un largo rato jugando con sus pezones y mordisqueándolos, mientras con las manos le acariciaba el pectoral.

Imagen

Siguió deslizando sus manos por las caderas y el muslo, mientras él intentaba tocarla, pero ella no lo dejaba. Pasó su lengua por el ombligo y su vientre. Continúo bajando acariciando sus ingles, lamiéndole las piernas, y para terminar le ofreció un masaje en los pies.

Sigue leyendo