Dejar que el amor nos penetre

El sexo es un idioma que inventamos junto a otra persona para que el lenguaje de nuestros cuerpos y nuestras almas se compenetren y entiendan mejor.

Es nuestra forma de expresar nuestros sentimientos más profundos, es por eso que deberíamos dejar que el amor nos penetre.

13108644_568203596674604_2061957270_n(1)

El sexo consciente es una forma de vida… y la vida es muerte. En él experimentamos la vida y la muerte, quizás ese sea el motivo por el que le tememos a la intimidad.

Es una forma de morir a uno mismo y entregarse al otro. Es desaparecer en el cuerpo del otro, fundirse con ese otro yo.

Durante el sexo pasamos a ser uno, pero acabado el acto, volvemos a ser dos, generalmente olvidándonos que ya no somos los mismos. Algo ocurrió, algo de lo divino entró en nosotros.

Qué lindo sería experimentar con frecuencia un sexo espiritual, elevado, que nos parta al medio y nos haga perder todos los miedos.

Adentrarse en él con tranquilidad, sin expectativas, restándole excitación, sumándole amor.

Como vivimos el sexo nos manejamos en la vida.

Podemos dar y recibir, compartiéndonos a corazón abierto, o podemos tomar todo del otro sin aportar o dejar nada.

Compartir amor o llenar un vacío, dos formas distintas de vivir el sexo y de vivir la vida. Construir o destruir, esa es la cuestión. Tal vez sea por eso que el sexo termine convirtiéndose en una cuestión de vida o muerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s