La manzana está llena de silencio

Me desperté, fui a la cocina a ver que había para desayunar. Sólo encontré una manzana y tu silencio, que me quema por dentro.

12592667_10153174932031082_2977927309563613855_n

Cuando le dí el primer mordisco, lo hice con la misma intensidad con la que mordería tus labios.

Luego, seguí comiéndola como si estuviese masticando tu recuerdo y convirtiéndolo en olvido.

Con las manos pegajosas por el jugo que derrama, me llevé los dedos a la boca para saborearlos e imaginar que volvías a estar adentro mío.

Una vez que sólo quedó el hueso, contemplé que la manzana está llena de silencio, ese mismo silencio que envuelve a la noche y nos abraza.

En ese momento, pensé que no era tan malo, que no se pierde el tiempo en el silencio. Más bien, nos pierde a nosotros.

Vamos muriendo poco a poco, sanando al mismo tiempo, cambiando de forma; como muere, sana y cambia, una manzana en mi boca.

¡Disfruta el silencio!

Anuncios

2 pensamientos en “La manzana está llena de silencio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s