Muerte y resurrección

Hoy por fin puedo abrazarme e integrar en mí todo aquello que creía que era y nunca fui.

12540686_10153165506366082_1244784905968187042_n

Puedo entender por qué no queremos ser libres. La libertad implica morir a uno mismo, dejar atrás nuestra personalidad para volver a ser lo que un día fuimos.

En esa misma muerte, hay un espacio tan grande, tan vasto, que existen millones de posibilidades para elegir.

Naufragamos por los rincones de un corazón desconocido, hasta llegar a ese ansiado puerto que nos conecta con lo mejor de nosotros mismos.

Elevo mi mirada al cielo para recordar la valentía de Jesús colgado en la cruz e imaginar que Dios también puede sentir como una mujer.

Resucito con la conciencia de saberme nueva, apátrida, sin rumbo fijo pero con un propósito definido.

Y la vida se convierte en una fiesta con sentido y muchos colores… indescifrable, insondable, indescriptible.

Anuncios

3 pensamientos en “Muerte y resurrección

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s