El perro y la luna

Todas las noches el perro se sienta a mirar la luna y aúlla reclamando al sol.

perro pensamiento del dia

Es consciente que para que llegue el día, tiene que enamorarse también de la noche.

Él ama la luz del sol por sobre todas las cosas, pero si quiere que llegue la mañana, sabe que tiene que esperar y adorar a la luna.

La luna no es otra cosa que el reflejo de la luz del sol. A veces se convierte en su sombra. Son el yin y el yan del universo, representan la unidad cósmica.

El perro para amar incondicionalmente, tiene que abrazar también su lado oscuro. El sol es su alimento y la luna purifica el agua que sacia su sed.

El sol y su complemento brillan para todos sin excepción, por eso decide vivir su paso por la tierra siendo un noble guardián de la humanidad.

El amor está en su corazón. Es leal al sol y un fiel compañero de la luna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s