Una pintura en el espejo

Lo primero que veo cada vez que me miro al espejo es la imagen de una pintura que un montón de artistas crearon con sus definiciones y miradas acerca de mí.

Como ese cuadro no me representa, en el segundo intento de mirarme y ver quién soy, comienzo a observar mi cuerpo, mis rasgos, mi piel.

londres pensamiento del día

Una vez que hago contacto con mis ojos, voy más allá de la forma y me encuentro con mi fondo. Ese fondo vivo, lleno de matices y colores, indescifrable, insondable, indescriptible.

Mis ojos se pierden en mi interior. Hacen un viaje por las profundidades de mi ser. A veces está oscuro, me da miedo atravesar el abismo que se abrió en mis entrañas.

Hay días en los que hay mucha luz y claridad, en los que puedo pasear libremente por los capilares de las arterias de mi corazón.

Cuando estoy pálida y sin fuerzas, ni siquiera intento enfocar la mirada. Me quedo vagando por la superficie de mis ojos, que son el reflejo de mi alma.

Cuando me miro al espejo, a simple vista, soy solo una forma, que aparenta ser capaz. Pero para realmente ser necesito darle forma a todo aquello que en el fondo de mi corazón quiero lograr.

La imagen que me devuelve la pintura en el espejo es el camino que tengo para llegar al fondo de mi esencia. Definitivamente, lo importante del fondo es la forma.

Anuncios

Un pensamiento en “Una pintura en el espejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s