La purificación de las almas

El ser da nacimiento a todas las cosas y las nutre comunicando su sentido espiritual. Durante la noche oscura es cuando aparece el alma, permitiéndonos soñar y sumergirnos en su abundancia. A través de los sueños florece lo material; esa semilla potencial hecha realidad, que mantiene su fuerza vital para sobrevivir.

La finalidad del espíritu es enlazar mundos, trascender la muerte y conectarnos con otras dimensiones; darnos cuenta que con una caricia, un abrazo o tendiendo una mano podemos sanar muchas heridas. No hay otra manera de crecer y de desarrollar nuestro ser que embelleciendo todo en la vida.

11037637_912629015443638_6464014108127568217_n

Anuncios