Tu vida a mi lado

Carta para el hombre que quiera acompañarme

Primero debería serte sincera y decirte que no necesito nada de vos; si decidí estar a tu lado es porque simplemente veo algo en vos que me hace querer profundizar en tu ser y tu presencia me hace feliz.

También me gustaría que entiendas que no hace falta que hagas nada para hacerme feliz. Todo lo que hagas lo tenés que hacer por vos y porque querés hacerlo. Yo me voy a sentir feliz por el solo hecho de que quieras estar conmigo.

Es importante que sepas que tampoco espero nada, que no quiero que actués de ninguna forma para tratar de gustarme, con que seas vos mismo me alcanza. Lo que si, te pido por favor, que te acerques a mí porque realmente querés estar conmigo, para respetarme, cuidarme y quererme.

1488090_615270141862247_653010760_n

No me gustaría para nada y me sentaría fatal que estuvieras conmigo porque estás aburrido, porque tenés miedo a la soledad, porque no tenés nada mejor que hacer, etc. Eso a la larga saldría a la luz y me marchitaría como una flor.

Yo solo voy a dejar que te acerques a mí porque quiero compartir mi vida con vos. No te voy a prometer cosas que no sé si voy a poder cumplir y tampoco quiero que me prometas nada. Quiero que disfrutemos y que contruyamos buenos momentos, los disfrutemos con todo nuestro ser, y si mañana tenemos ganas de seguir haciéndolo mucho mejor.

No quiero que me digas que me vas a amar por siempre, con que me digas que hoy me querés y me lo demuestres ya va a ser suficiente; eso va a permitir que todo se desenvuelva de una manera simple y pueda ir creciendo momento a momento.

Hay una cosa fundamental que quiero que sepas y quiero que sobre esto esté basado el compromiso de nuestra unión, el día que sientas que ya no me querés, que empecemos a hacernos daño, que nuestra relación se haya estancado, me lo digas con toda la sinceridad del mundo para ver si podemos hacer algo al respecto o simplemente despedirnos y agradecernos por los lindos momentos compartidos.

Debo avisarte que no va a ser fácil, que te lo pienses bien, que siempre vas a ser libre de elegir, pero por favor no me hagas perder el tiempo. Pase lo que pase, dialoguémoslo, confía en mí. No soy una mujer dramática, ni manipuladora, si exponés claramente tus sentimientos y lo que te pasa, lo voy a comprender y juntos vamos a decidir lo mejor para los dos.

Pero no seas egoísta, no quieras todo para vos. No busqués lo fácil, lo que te haga sentir seguro. A mí también me va a costar sentarme y decirte lo que me pasa, soy consciente que de esa forma puedo perderte, pero prefiero perderte antes de que vivamos amargados y una vida que no queremos.

Yo sólo quiero acompañarte. Hacerte la vida lo más dulce, apacible y liviana posible, pintártela de todos los colores. Que conozcas mis partes luminosas y mis partes oscuras, quiero llevarte a lo más profundo de mi ser para mostrarte que hasta en lo más negro, nunca intentaría y podría hacerte daño.

Seguramente, cuando me veas te cuente algunas historias que me pasaron en el día. Si, soy una chica a la que le pasa de todo, bueno, malo, gracioso, increíble, y me vas a mirar con cara de no sé si es tarada o es encantadora.

Cuando esté limpiando y pases por al lado mío, seguramente agarre la escoba cual micrófono y empiece a cantar y a bailar por toda la casa, como poseída, hasta que largue la escoba al demonio te plante un beso, y caigamos rendidos al juego del amor.

Lo único que te puedo proponer es que nuestra relación sea de uno para el otro, quiero serte útil, bridarte mi servicio, y dedicarte mi tiempo, por suepuesto sin dejar de ser seres individuales, con nuestras pasiones, nuestros amigos, que podamos compartirlas siempre que queramos, pero también que tengamos nuestro tiempo a solas para poder seguir creciendo y reafirmar nuestra elección.

No te voy a pedir nada más que tiempo, respeto y cariño. Sos un hombre y ya sabés lo que tenés que hacer. Confío en vos.

Eso es todo lo que tengo para ofrecer, todo lo que soy. Casi nada, casi todo.

Espero poder reconocerte, estar abierta y receptiva para recibirte en el momento que aparezcas, pero deseo aún más que puedas verte a través de mis ojos y darte cuenta de que el tiempo vivido no fue en vano.

Aquí te espero…

Viviana

13 pensamientos en “Tu vida a mi lado

  1. ¡¡Ohh!! Mi querida Viviana, has estado magnífica, bueno, como siempre. Qué poco pides para tí, eso me gusta. Me encanta tu forma de conformar tu felicidad,
    Maravilloso, estupendo, magnífico, blanco…
    Sólo puedo decirte, con todos los respetos, que te quiero un poco más.
    Un besote canario.

  2. Me encanta tu blog, es el primero que sigo…me encantó haberte “descubierto”… escribir no es para nada una habilidad que posea, por eso, esto que escribiste al hombre que quiera acompañarte es todo lo que alguna vez quise decir….GRACIAS! FABULOSO!!!

    • Muchas gracias Lorena! Un placer que me hayas descubierto así podremos compartir muchas cosas.
      Y creo que no hay que tener habilidad para escribir, sino dejar que hable el corazón. Después todo va solo.

      Un besote inmenso y bienvenida 🙂

      Despu

Responder a vivianadisparatada Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s