Leer ficción nos permite comprender mejor las emociones de otra persona

Entrar en la mente del otro: Leer ficción incrementa empatía

Estudio de la New School for Social Research de Nueva York muestra que leer novelas incrementa y fortalece la empatía y la inteligencia emocional, permitiéndonos comprender mejor a otras personas, especialmente cuando se lee a grandes autores que exploraron los abismos de la naturales humana. ¿Es la ficción la mejor forma de conocer la otredad y compartir estados mentales? Telepatía literaria y transformación de la psique colectiva a través de la metaficción.

Los grandes escritores y escritoras parecen entender con asombrosa y a veces dolorosa claridad las contradicciones más íntimas de la naturaleza humana. No son pocas las obras y los autores que nos descubren y nos detallan situaciones que en ocasiones creemos casi inexplicables, aun y sobre todo más cuando nos suceden a nosotros mismos: los celos, el desengaño amoroso, la felicidad improbable, la pasión desenfrenada, el miedo a vivir, etc. Lo interesante es que entender o tratar de entender estas circunstancias da como resultado un mejor conocimiento de nosotros mismos pero también de los otros. Si entendemos nuestro miedo es posible que seamos más compasivos con el miedo de los demás.

Días atrás la prestigiosa revista académica Science publicó los resultados de un estudio en el que investigadores de la New School for Social Research de Nueva York se preguntaron por el efecto que la lectura de ficción tiene sobre aptitudes como la empatía, la percepción del entorno social y la llamada “inteligencia emocional”.

Además de la literatura de ficción, había otras clasificaciones como la ficción popular o los textos que en el ámbito anglosajón se conocen como de “no-ficción”. De acuerdo con Emanuele Castano y David Comer Kidd, los investigadores responsables, esto se debe a que la ficción literaria estimula la imaginación, permitiéndole a los lectores que hagan sus propias inferencias sobre las particularidades de cada personaje, las sutilezas y la complejidad de sus emociones.

En el estudio participaron personas de entre 18 y 75 años, quienes recibieron 2 o 3 dólares por leer algunos minutos obras de Don DeLillo o Wendell Berry o, por otro lado, un best-seller de Gillian Flynn o un cuento de ciencia ficción de Robert Heinlein. Después de esto, los voluntarios tenían que responder un cuestionario diseñado para evaluar su capacidad para decodificar las emociones de otros o predecir las expectativas de una persona en situaciones determinadas. Una prueba, por ejemplo, consistió en mirar 36 fotografías de ojos de personas y elegir cuatro adjetivos que caracterizan cada una de esas miradas.

Los resultados obtenidos mostraron que los lectores de ficción identificaron mejor las emociones de los otros, incluso en los casos en que no encontraron agradable lo que habían leído. Asimismo, este efecto pudo notarse aun con el poco tiempo de lectura otorgado.

David Comer Kidd justifica los resultados basándose en el contraste que existe entre la literatura de ficción y la literatura popular en razón de la apertura que caracteriza a la primera. Mientras que en la literatura de best-sellers el autor “tiene el control y el lector tiene un rol más pasivo”, en la de ficción, como en Dostievski, “no hay una voz única, general, del autor: cada personaje presenta una versión diferente de la realidad que no son necesariamente fiables; tienes que participar como lector en esta dialéctica, lo cual es algo que realmente tienes que hacer en la vida real”.

Anuncios

11 pensamientos en “Leer ficción nos permite comprender mejor las emociones de otra persona

  1. Eso les digo a los estudiantes de medicina, jovenes, que complicado entender el deterioro que hace la edad en la salud emocional y física del anciano, que la mejor manera de hacer empatia es leyendo a los grandes lieteratos. cuando me decían que el ventilador les molestaba sobremanera, me reía, hoy, ya no me río…

  2. Muy buen post! Estoy de acuerdo con la conclusión del estudio. En cuanto a autores con facilidad para reflejar las emociones humanas y presentar a personajes con tanta presencia que casi parecen autónomos, me quedo con Paul Auster. Me fascina esa capacidad que tiene para dibujar la complejidad del cerebro humano. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s