Con los cincos sentidos

Tener un cuerpo desnudo enfrente dispara todos los sentidos.

El olor que emana por los poros, la suavidad de la piel al tacto, la belleza y la armonía que entra por los ojos, el sonido de los acelerados latidos del corazón y de los gemidos, y el sabor que se desprende del sudor y de los diversos fluídos no se puede comparar con nada.

frase-el-mundo-es-como-aparece-ante-mis-cinco-sentidos-y-ante-los-tuyos-que-son-las-orillas-de-los-mios-miguel-hernandez-151037

Todos estos sentidos ayudan a desarrollar una mejor comunicación, confianza y conocimiento, además (si se utilizan correctamente) de aumentar el placer y la tensión en el otro.

Nuestros sentidos terminan donde comienzan los del otro.

Si ahora tuviera un cuerpo frente a mí seguramente lo exploraría de pies a cabeza.

Primero, empezaría por los ojos. Invitaría con la mirada a acercarse. Luego suavemente apoyaría mi mano para cerrarle los ojos y, una vez cerrados, los besaría suavemente. Escucharía el ruido de mis labios mientras hacen presión contra sus párpados. Mientras empiezo a saborear mi saliva y a oler el perfume que emana de su cuello.

Después, arrancaría con las orejas. Susurraría algo a su oído, mientras escucho su respuesta, me incorporaría para verle la cara, para poder observar correctamente la dimensión de sus orejas. Me volvería a acercar, acariciaría suavemente su lóbulo, dándole luego un mordizco y pasaría mi lengua por ellas para testearlas, mientras huelo el perfume de su piel y beso su cuello.

Continuaría por la nariz. Lentamente, la acariciaría con mi mano y acercaría la mía para frotarla contra la de él. La miraría como un objeto de deseo, y le pasaría la lengua para sentir su sabor. Mientras escucho como se va intensificando la respiración, nos olfatemaos mutuamente.

Luego seguiría por la boca. Miraría fijamente sus labios, luego llevaría a cabo un suave contacto, pasaría mi lengua por ellos, los besaría, mientras escucho el sonido de los besos, y aprisionaria su lengua con toda mi boca. Allí probaría el sabor de su saliva y olería su aliento, para terminar de bordearle los labios con mis dedos.

Y por último le tocó el turno a las manos. Entrelazaría las mías con las de él, las deslizaría por su pecho, me llevaría uno de sus dedos a la boca para sentir como saben, mientras se escucha el sonido que hace cuando lo suelte, lo olería y volvería agarrar sus manos, las miraría fijamente y le besaría las palmas.

Una vez puestos en marcha todos los sentidos, solo queda la imaginación…

¡Felices sueños!

Anuncios

10 pensamientos en “Con los cincos sentidos

  1. Tremendisima que eres, mujer pero estoy de acuerdo contigo 100%. La sensualidad es una maravilla y disfrutar de todo el banquete que nos dan los sentidos es la mejor de las fiestas. Que puedas hacer realidad tus deseos y te correspondan de la misma manera. Un gusto leerte. Abrazo,

  2. Pingback: Con los cincos sentidos | Frases y citas celebres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s