Lo que no te mata te deja lleno de preguntas

No hay nadie que resuma mejor este sentimiento como Joaquín Sabina en su canción Con la frente marchita: “No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió”.

A veces por miedo, por suposiciones, por no preguntar, por no saber esperar, por no querer meternos en historias que pensamos que no tienen sentido, nos perdemos de sentir muchas otras cosas.

7153_583098265056396_1376592595_n

Y pienso que es ahí donde quedamos llenos de preguntas. A veces la vida te da muchas oportunidades y no aprovechamos ninguna o las aprovechamos a medias.

Seguramente muchas veces lleguemos tarde, otras tantas no es el momento y no queremos arruinar algo que es sano. Hoy me doy cuenta que priorizo lo sano antes que el dolor.

Si, soy una enemiga de cualquier cosa que sea tóxica. Lo tóxico más que dolor me causaría sufrimiento. Y soy de las que piensan que el dolor no se puede evitar, pero el sufrimiento si. Uno elige si sufre o no y por lo que está dispuesto a sufrir.

Mi problema es ese, no estoy dispuesta a sufrir. Convivo y soy amiga del dolor, trato de volverlo más llevadero, de no envenenarme, de poder ser feliz con esos dolores que nadie me va a quitar. Pero con el sufrimiento no puedo.

Se suelen tomar decisiones que no van a cambiar nada. Y yo soy de las que toman decisiones que lo cambian todo. Si no estoy feliz prefiero empezar de cero, aunque cueste, aunque duela;  soy una convencida de que cualquier cambio ayuda a encontrarse con uno mismo.

También es cierto que lo que uno no decida probablemente lo hará otro por nosotros. Hay pocas personas resolutivas, que tomen decisiones sensatas. Actualmente creo que la gente toma decisiones basadas en el miedo, en vez de tomarlas por convicción.

Pero muchas veces hay que decir que no. Y al decirlo y actuar en consecuencia, sirve para crecer. Duele, duele y sigue doliendo, pero sirve para expandirse, no limitarse y seguir siendo sano y libre. Y sobre todo para facilitarle la decisión a los demás.

Por eso fracasa quien tiene los ojos fijos en dos caminos. Cuando tengo que tomar una decisión siempre elijo la que me de más miedo tomar, porque en el miedo se encuentran todas las respuestas. Si enfrento mi miedo, ya tengo el problema resuelto.

Albert Einstein dice: “No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo (…) La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos, las grandes estrategias. Quien supera la crisis, se supera a sí mismo sin quedar superado.

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. (…) El inconveniente es la pereza de encontrar salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla.”

Hay que reconocer que las personas aman los problemas, y yo no puedo vivir sin resolverlos. Me generan estrés, malestar; antes que problemas, prefiero que me duela. Si duele es buena señal.

Anuncios

6 pensamientos en “Lo que no te mata te deja lleno de preguntas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s