Las mujeres que no encajan demasiado

Hay mujeres que vivimos nuestras vidas sin encajar en los parámetros que se esperan de nosotras o no acatamos los mandatos sociales: ya sea porque no vivimos como una necesidad o una obligación formar una familia, elegimos novio con cama afuera o somos felices sin novio… en cualquiera de estos casos no estamos bien.

Imagen

Pienso que la verdadera libertad reside en estar desapegado de cualquier necesidad. Y también creo que no es lo mismo ser libre que ser liberal.

El mundo está lleno de personas liberales, pero de poca gente libre. La liberalidad es una condición, es una forma de pensamiento, por lo que siempre vas a estar condicionado por tu pensamiento.

Recuerdo un día que un ex novio me preguntó: Vivi, ¿puedo ir de vacaciones con los chicos? Yo lo miré con cara de estupor y le pregunté ¿me lo estás diciendo en serio? Claro que podés ir, ya después nos iremos de vacaciones nosotros. Estoy con vos porque confío en vos. No sé con qué clase de chicas saliste antes, pero vos tenés que hacer lo que te haga feliz y podés hacer lo que quieras.

Me miró y me dijo sos perfecta, y yo le contesté de perfecta tengo poco, pero te quiero y siempre vas a poder hacer lo que quieras, si vos sos feliz, yo soy feliz. Y no te olvides que tenés la puerta abierta, te vas a poder ir cuando quieras, no me serviría de nada estar al lado de alguien que no me quiere o no quiere estar conmigo.

Existen amas de casa, profesionales, monjas, putas, etc., y la gran mayoría de las mujeres están condicionadas por un mote. Tienen que vivir para encajar dentro del personaje que se crearon. Viven y mueren para y por ello.

Pero existen mujeres que no entramos en ninguno. Que es imposible describirnos, que podemos ser leales y disfrutar plenamente de nuestra sexualidad, profesionales y soñadoras, amas de casa y coquetas, dulces y cabronas, divertidas y sin pelos en la lengua, locas y ubicadas, etc., etc., etc., porque en vez de limitarnos a ser algo específico, decidimos vivir todas nuestras posibilidades sin miedo a ser rechazadas.

No nos hace falta vender ninguna imagen, somos lo que somos, ya que todo lo hacemos de forma natural. Y nosotras, por supuesto, somos las que NO ESTAMOS BIEN y las que ESTAMOS SOLAS.

Somos las que deberíamos querer encajar, pero por el contrario somos felices cuando no encajamos. Esa es la clave de nuestra vida. Cuando tratamos de encajar nos convertimos en lo que no somos. Y al no intentar hacerlo, aunque eso nos deje muchas veces solas, damos el ejemplo de verdadera libertad y verdadero amor.

Anuncios

5 pensamientos en “Las mujeres que no encajan demasiado

  1. Has definido con claridad algunos conceptos que son vitales. “no es lo mismo ser libre que ser liberal.El mundo está lleno de personas liberales, pero de poca gente libre… Buen texto por la clariad y la sencillez con que lo has expuesto… un abrazo.

  2. El teatro es para el teatro. Cuando el telón se baja cada persona se muestra como es, y al fin y al cabo todo lo escondido se descubre. La verdadera libertad es ser fieles a nosotras mismas. Precioso blog. Gracias. Saludos. Elssa Ana

    • ¡Me alegro que te guste! Gracias a tí, por tus comentario tan acertado. La libertad es ser fiel a uno mismo y dejar que los otros también lo sean. Beso grande 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s